Emblema Alegoria a la Pesca

Estado
No está abierto para más respuestas.

MONUMENTO "ALEGORÍA A LA PESCA"


Ubicado en el óvalo San Pedro (intersección de la Carretera Panamericana y la Avenida Industrial)

Hacia inicios del año 1996, Caretas informaba con esperanza que en nuestra ciudad estaba en construcción un monumento que “podría cambiar la reputación del puerto de Chimbote”.

Totem.jpg

A una carta enviada el 28 de febrero de 1996 por el chimbotano Julio López en la que se quejaba de la paralización de esta obra y que habíase empapelado con toda clase de publicidad, la revista limeña responde: “Delfín estaba a punto de terminar su ciclópea espiral marítima cuando cambió el alcalde.

Según testigos, el nuevo, Guzmán Aguirre, pidió al artista que se "tome su tiempo", quizás para que la escultura no se atribuya a la anterior administración. Y a Delfín se le ocurrió entonces aplicarle un revestimiento metálico, para que "briyeye" (como dicen en Catacaos) sin costo adicional. En abril estaría lista.” Casi 20 años después, seguimos esperando ese “abril”.

La gigantesca talla de concreto armado y terrazo que se yergue sobre el óvalo San Pedro (intersección de la carretera Panamericana y la Avenida Industrial) se llama “Alegoría a la pesca” y es obra y gracia de Víctor Delfín (Piura, 1927), artista plástico universal comprometido con raíces propias y ajenas. Este monumento es quizás el más grande, importante y descuidado de toda la ciudad.

La imponente torre de peces y aves labrados fue iniciada a finales de 1995, en el gobierno municipal del Arquitecto Marco Benítez, e interrumpida a su salida del cargo. (La segunda etapa constaba de una gran pileta e iluminación interna y externa).

Estaba prevista dentro de un circuito urbanístico-cultural que incluía la construcción de un Teatro Municipal donde hoy queda el Coliseo Paul Harris, tomando también la pequeña plaza colindante que –como muchos espacios de la ciudad– sirve de urinario público.

Monumento Alegoria Chimbote.jpg

Allí, según me explica el exalcalde Benítez, se habría habilitado un subterráneo hasta el centro de la escultura, donde una escalera de caracol nos hubiese permitido llegar a la cima desde donde habríamos podido contemplar todas las arterias de la ciudad y la eternidad del mar.

La Antropología explica que el lazo de filiación que estableció el hombre con su tótem (monumento tallado o pintado que representa un objeto, ser o animal) es la primera manifestación de identidad cultural; es por eso que considero justo y necesario concluir, poner en valor y difundir el nuestro, que como me confesó el maestro Delfín telefónicamente, es su homenaje a la riqueza marina de nuestro puerto y estaría orgulloso de regresar y terminarlo si es que la voluntad de las autoridades municipales de turno existe.

Este debe ser el inicio de una cruzada por rescatar los símbolos, varios y categóricos, abandonados y que sin embargo son espejos que reflejan nuestra identidad chimbotana.

(Texto de Semana Siete, suplemento del diario La Industria de Chimbote, César Alberto Sánchez Lucero)
 
Estado
No está abierto para más respuestas.
Arriba